Actividades saludables

Cómo entrenar la flexibilidad

La flexibilidad es esencial para mantener una buena calidad de vida. No es más que la cualidad que permite un mayor recorrido de nuestras articulaciones cuando éstas adoptan diferentes posiciones.

¿Cómo nos ayuda? De muchas formas, puesto que la flexibilidad posibilita el movimiento de articulaciones y músculos. Depende, principalmente, de dos factores, de la elasticidad que tienen nuestros músculos y de la movilidad articular, aunque también inciden otros como la genética y la temperatura (tanto la externa como la corporal).

El bricolaje como terapia

Mantener la mente y las manos ocupadas es importante, y hacerlo con una actividad que además nos guste, reporta múltiples beneficios para la salud. Máxime cuando se trata de personas que bien por su edad o por otras circunstancias tienen mucho tiempo libre durante el día o necesitan “desconectar” de lo rutinario.

Gimnasia abdominal hipopresiva

Bajo este nombre, se engloban diferentes técnicas que tienen un objetivo único: propiciar hipopresión en el abdomen, en la cavidad pélvica y abdominal, para volver a activar la musculatura de esta zona y, consecuentemente, aumentar el tono muscular. Con ello, conseguiremos varios beneficios tanto a nivel físico como estético.

Conoce tu ritmo cardiaco

El ritmo cardiaco hace referencia a las veces que se contrae, que late el corazón cada minuto, cuya frecuencia normal se sitúa entre 70 y 75 contracciones. Ese ritmo depende de varios factores, como el movimiento, la temperatura, la posición del cuerpo, el consumo de algunos alimentos, la toma de determinados medicamentes y el estrés.

Importancia del estudio de la pisada

La forma en la que pisamos, en la que colocamos el pie a cada paso, es determinante para delimitar algunas peculiaridades de nuestra fisionomía, así como para calibrar la efectividad de muchos ejercicios e incluso para evitar lesiones.

Ventajas saludables de los deportes de nieve

La práctica de cualquier actividad física siempre es buena para la salud. El ejercicio reporta notables ventajas al organismo, ya se realice al aire libre o no, solo o en compañía, en verano o en invierno. Porque, también en esta época del año, practicar algunos ejercicios típicamente invernales ayudará a nuestra salud.

Disfruta de la playa, también en invierno

No sólo es aconsejable disfrutar de los muchos beneficios que aporta la playa, el agua marina, la arena, durante los meses más cálidos del año. Cuando bajan las temperaturas, esos beneficios se mantienen, por lo que siempre es aconsejable disfrutar de ellos.

Sólo pasear por la arena tonifica los huesos y fortalece los músculos, especialmente los de las piernas, contribuyendo a evitar la formación de varices.

Gimnasia para mejorar las articulaciones

La práctica deportiva o realizar algún ejercicio físico reporta múltiples beneficios para la salud en general y, de forma muy especial, para aquellas personas que sufren algunas patologías como la artritis o el reúma. De hecho, existen muchos ejercicios que, practicados con asiduidad y constancia, mejoran el dolor de las articulaciones y, por tanto, suman calidad de vida a quien lo sufre.

Body Balance

El Body Balance se presenta como el programa de ejercicios idóneo para conseguir equilibrar el cuerpo al tiempo que ayuda a relajarse. Para conseguirlo, compagina elementos del pilates y del yoga, con taichí y diferentes ejercicios de estiramientos, aunque para practicarlo no es necesario tener conocimientos previos de estas disciplinas.

Este método que mezcla, por tanto, disciplinas occidentales y orientales, se creó en 1998 y es denominado como la “gimnasia dulce”, puesto que ayuda a corregir la postura, a tonificar los músculos y relaja en la misma sesión.

Ejercicio físico semanal

Existen muchas consideraciones a la hora de delimitar cuántas horas se han de dedicar al ejercicio físico a la semana, dependiendo de las características físicas y sociales de cada uno. Lo que sí está muy claro son los beneficios que reporta para la salud la práctica de ejercicio.

Páginas