Actividades saludables

La bicicleta, un deporte sano para el cuerpo y la mente

Montar en bicicleta no se olvida. Ya es hora de retomar los hábitos perdidos en la infancia y aunque haga mucho tiempo que no nos subimos a una bicicleta podemos recuperar el tiempo perdido. Eso sí, hay que retomarlo poco a poco hasta llegar a unos 45 minutos o una hora tres veces por semana, es lo que recomiendan los expertos para obtener unos beneficios cardiosaludables.

Natación, cuatro estilos para mantenernos en forma

Braza, crol, espalda y mariposa son los estilos de la natación. Los dos primeros son los más utilizados por casi todo el mundo, pero cada uno de ellos tiene unos beneficios específicos.

Pasos necesarios para convertirnos en corredores

Cada vez está más de moda. Miles de corredores salen a los parques y jardines de nuestras ciudades con más asiduidad. Unos dicen que la moda ha venido de la mano de la crisis, ya que se trata de un deporte barato de practicar: sólo se necesitan unos pantalones, una camiseta y unas buenas zapatillas. En invierno no nos podemos olvidar de una sudadera, pero no necesitamos mucho más.

Si vamos a iniciarnos en esta práctica deportiva, tenemos que tener en cuenta una serie de cosas antes de empezar. La primera es que nos tiene que ver un médico y valorar nuestro estado de salud.

Recomendaciones para disfrutar de la montaña

Un elemento imprescindible que tenemos que tener en cuenta si nos queremos aficionar a la montaña es tener sentido de la orientación, nos puede evitar muchos sustos. Distintas federaciones nacionales de montañismo incluyen cursos de estas disciplinas para sus asociados y son una buena recomendación para todos los que les guste disfrutar de la naturaleza.

Otra forma de compartir piso

Empezaron en Australia y Europa y poco a poco se están instalando en nuestro país. Los programas de “homeshare” son una buena opción para que jóvenes y personas mayores compartan casa. Normalmente, se trata de jóvenes que a cambio de compañía y echar una mano haciendo las tareas del hogar pueden disfrutar de un alquiler barato o casi inexistente.

Beneficios de las pesas

Llegados a cierta edad es recomendable seguir una buena tabla de ejercicios, donde las pesas no pueden faltar. Según algunos estudios médicos, los ejercicios con pesas ofrecen grandes beneficios para mejorar la capacidad cardiaca y respiratoria, y hacen que se mejore la fuerza muscular, sobre todo del abdomen y de las extremidades superiores.

Marcha nórdica, apoyo en cuatro puntos

Desde hace unos años se ha puesto de moda la marcha nórdica, quizás porque es un deporte que lo puede practicar todo el mundo siempre y cuando se adapte a las características de cada uno. Se trata de caminar acompañado por unos bastones similares a los que se utilizan en el esquí. Por eso, al hacer este ejercicio aeróbico se ejercita el sistema cardiovascular y la capacidad respiratoria, lo que nos viene bien para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular y mejorar nuestra respiración.

Distintas opciones para aprender un idioma

Nunca es tarde para empezar a aprender un idioma. Cada vez necesitamos más saber o, por lo menos, tener conocimientos básicos de un idioma además del materno. El más extendido es el inglés, que, en un principio nos puede resultar complicado, pero si le ponemos interés y un poco de esfuerzo podremos llegar a entenderlo si seguimos algún curso.

La zumba combina el baile con el ejercicio

El origen de la zumba es colombiano, pero a principios de siglo, es decir, por 2001, se exportó a Estados Unidos. Cuando empezaron a practicarla las famosas para mantenerse en forma fue cuando se popularizó y llegó hasta Europa.

Se trata de un baile en el que predominan los ejercicios aeróbicos, que se hace sin darse cuenta porque se combina con baile. Con sus movimientos se consigue tonificar el cuerpo y perder peso, que se cuantifica en unas 800 calorías por sesión.

Termalismo: a cada uno lo suyo

Aunque se ha puesto de moda hace unos años, el termalismo data de la antigüedad, los celtas y los romanos ya utilizaban las aguas termales para curar enfermedades. Se trata de una forma de bienestar que ha estado presente a lo largo de la historia, pero que durante muchos años sólo ha estado al alcance de unos pocos. Gracias a los programas de termalismo del Imserso cada vez son más las personas que se pueden beneficiar de las aguas termales, y nuestro país cuenta con un gran número de manantiales.

Páginas